Make your own free website on Tripod.com

GERMANIO

Historia

El químico Ruso Dmitry Mendeleyev predijo la existencia y propiedades químicas del germanio en 1.871 y lo llamó ekasilicio porque debería situarse bajo el silicio en la clasificación periódica. El elemento se descubrió realmente en el mineral de sulfuro de plata, argirodita, por el químico alemán Clemens Alexander Winkler en 1.866.

Abundancia

El germanio es 54º en orden de abundancia de los elementos en la corteza terrestre. El mineral principal es la germanita, que contiene un 8% de germanio, aunque también se encuentra en pequeñas cantidades en los minerales de plata, cobre y zinc.

Estructura

Propiedades

Es un metal gris plateado, duro y muy quebradizo con una estructura parecida a la del diamante. Tiene un acentuado carácter semiconductor. Es muy poco reactivo, pero reacciona con el ácido nítrico y con los álcalis. En frío no se altera pero calentado al rojo se oxida con facilidad y arde en atmósfera de cloro.

Se parece a los elementos de su familia química ( C, Si, Sn y Pb ) en la formación de derivados orgánicos como tetraetil germanio y tetrafenil germanio. El germanio forma hidruros como germanometano (GeH4), germanoetano (Ge2 H6 ) y germanopropano (Ge3H8), análogos a los alcanos formados por el carbono. Los compuestos más importantes del germanio son el óxido GeO2 y los haluros.

Preparación

Tratando la germanita con ácido clorhídrico en caliente se obtiene GeCl4, y por destilación de éste se separa el metal. También puede prepararse por reducción del óxido GeO2 con hidrógeno o carbono.

Usos

El germanio se añade en aleaciones en las que se necesita dilatación en las bajadas de temperatura, pero sus aplicaciones más importantes se encuentran en el campo de la electrónica aprovechando sus propiedades semiconductoras. Dopados con elementos como P, As, Sb, B, Al y Ga, los cristales de germanio se comportan como rectificadores y por ello se han usado desde la segunda guerra mundial (1939-1945) como detectores para ultra alta frecuencia (UHF) en señales de radar y radio. Los cristales de germanio también tienen otros usos electrónicos especializados como transistores y diodos. El óxido de germanio se usa en la fabricación de vidrio óptico y como medicamento en el tratamiento de algunos tipos de anemia.